lunes, 1 de noviembre de 2010

Salvation

Soy, ni Dios ni Diosa.

Aunque pretenda colocarle al mundo mi chaleco salvavida,

alejar a los demás de sus infiernos,

sanar la lepra de los miedos ajenos,

espantar melancólicas moscas, de esta a veces, empalagosa meloja de la existencia.

SALVADORA

P re

t E N

ci O

SA

Ni Dios, ni Diosa soy,

he penetrado esa pena tuya inmensa y gris,

la he mirado sin un ínfimo pestañeo,

y le he ofrecido mi torpe socorro de ternuras,

aunque soy ni Dios, ni Diosa,

conozco del agnosticismo de tu tristeza .

1 comentario:

  1. Son Quijotes, los he conocido, a mi también me resultan Pre tEN ciO SOS......que me salven los segundos, los que ofrecen torpes socorros de ternuras.

    Be S.O.S.

    ResponderEliminar